27.1 C
Monterrey
martes, febrero 27, 2024

Nuevo escándalo sacude a la Casa Real Británica.

La Familia Real Británica enfrenta un nuevo terremoto luego de que el periodista Piers Morgan identificara al rey Carlos y a la princesa Catalina como miembros de la familia real que expresaron preocupación por el color de piel de Archie, hijo de Meghan y Harry, antes de su nacimiento en 2019. Buckingham contempla «todas las opciones» para frenar las consecuencias de esta identificación, desafiando a la casa del rey y a la oficina de los príncipes Guillermo y Catalina a tomar medidas legales contra las acusaciones.

El periodista Piers Morgan reveló los nombres de los presuntos «racistas reales» en su programa de televisión digital, desatando un debate público y desafiando a la casa real y a los príncipes de Gales a tomar medidas legales. Morgan se amparó en un aparente error editorial en la versión holandesa del libro «Endgame» de Omid Scobie, donde se identificaron a Carlos y Catalina como los implicados.

Mientras tanto, el autor niega que sea una estratagema publicitaria y afirma que fue un «error» que está siendo investigado. La controversia ha vuelto a poner en tela de juicio las cuestiones de discriminación y racismo en la monarquía británica.

La identificación de los presuntos implicados ha generado un debate sobre la credibilidad de las fuentes y el papel de la prensa en la cobertura de los asuntos de la familia real. La Casa Real Británica evalúa cómo manejar esta nueva controversia y las posibles consecuencias legales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Articulos Relacionados